Esta serie la terminé en Noviembre de 2017 y a partir de ahora procuraré ir poniendo las fechas en las que hayan de venir, para tener al menos un referente no solo del por qué, sino también del cuándo.

El castillo de Almansa , un símbolo de orgullo local para cualquier almanseño, como es mi caso, bien merecía tener su propia serie en esta página y era algo que ya llevaba pensando desde mucho tiempo atrás.

Se daba la circunstancia de que en el año 1.998 (veinte años ya...casi nada) ya efectué la que fue mi primera serie dedicada al castillo en clave de autor, solo que entonces no había un Internet por el que difundir las imágenes y la Exposición tuvo que ser presencial, en la Sala Regio de Almansa, durante las Fiestas de Mayo. Fue muy entrañable regresar a mi pueblo con aquel objeto, del que entonces ya llevaba otros veintitantos años ausente. Aquella serie , bastante más creativa que la que ahora muestro aquí, se vendió entera y con el tiempo me quedó esa espinita de no haber hecho una catalogación previa, para poder incluirlas como históricas en esta página, porque hubiera merecido la pena contemplar hoy , todas juntas, aquellas piezas únicas.

En esta serie de ahora, el concepto de creatividad debía ser distinto, como distintos eran mis pensamientos y mis emociones veinte años después. Algo mucho más relajado y dulce. Algo sin apenas elementos de cambio.

En esta serie, lo importante para mí era reflejar una sola idea...un globo flotando en el espacio, del cual emergía el castillo.

El primero de ellos, muestra las raíces al descubierto. Luego va floreciendo, de una manera u otra, siempre como una visión muy colorista y alegre, ahí arriba, distante, pero fijo e inmutable.

Solo tenía que cerrar los ojos tras cada visión y pasar a la siguiente, contando hasta diez con los dedos de la mano , no por no saber contar de cabeza, sino porque formaba parte del juego.

Y aprovecho para deciros que tras esta serie, vendrá la que ahora me tiene ocupado, cuyo título será "Corazones", con otras 10 obras que llevan su trabajillo y su paciencia. Así que a esperar.

 

CastíGlobos